FELICIDAD: ¿Cuál es la Receta?

Todos tenemos ideas diferentes sobre qué es la felicidad y cómo se consigue. La realidad es que la felicidad es un concepto difícil de definir y mucho más complicado de medir; pero esto no ha impedido que varios grupos de científicos hayan estudiado las circunstancias y actitudes que rodean la felicidad de las personas.

¿Qué es la Felicidad?

La felicidad no es únicamente la suma de momentos felices menos la suma de momentos tristes. Es el resultado de la interacción de múltiples elementos.

Se han estudiado 3 fuentes básicas de felicidad: genética, circunstancias de la vida y nuestras decisiones. Habitualmente pensamos que si tuviésemos más dinero, un mejor empleo o la pareja ideal, seríamos ‘más felices’; tendemos a subestimar el control que tenemos sobre nuestra propia felicidad.

Pero, ¿Qué tipo de personas suelen ser más felices?. Estadísticamente los más felices son aquellos con vínculos sociales fuertes (familia y amigos), los optimistas, con alta autoestima, extrovertidos, los casados (no se sabe si es porque los más felices tienden a casarse o viceversa); hijos de familias unidas sin mayores conflictos, personas espirituales que se congregan, adultos mayores y de edad media (los más jóvenes suelen tener más ansiedad e ira); aquellos con poder adquisitivo suficiente para satisfacer las necesidades básicas (aunque tener más dinero de lo ‘suficiente’ NO demostró aumentar la felicidad), hombres más que mujeres (contrario a hallazgos de décadas anteriores).

¿Qué debo Hacer para Ser Más Feliz? 

El camino de cada persona hacia la felicidad es diferente, pero la evidencia sugiere que hay una serie de elementos que ayudan.

Hay 10 claves para vivir felices, según describe la organización ‘Action for Happiness’, basándose en las últimas investigaciones en psicología y áreas relacionadas. Les presento éste análisis, que me parece es el más adecuado.

Las primeras 5 claves van en relación a nuestras interacciones con el mundo exterior y llevan el acróstico ‘GREAT’, por las palabras en inglés.

  1. Dar: hacer cosas por los demás.
  2. Relacionarse: conectar con otras personas.
  3. Ejercitarse: estar activos mantiene saludable nuestro cuerpo y contribuye a nuestra felicidad.
  4. Apreciar: observar el mundo que nos rodea nos ayuda a estar más presentes y preocuparnos menos por el futuro (o el pasado).
  5. Aprender: aprender cosas nuevas aumenta nuestra confianza, nos mantiene curiosos y comprometidos.

Las últimas 5 claves vienen de dentro y dependen de nuestras actitudes hacia la vida. Llevan el acróstico ‘DREAM’ por las palabras en inglés.

  1. Dirección: tener metas ambiciosas y realistas le da dirección a nuestras vidas y contribuye a nuestra satisfacción personal.
  2. Resiliencia: la forma en que respondemos al estrés, pérdidas, etc. tiene un impacto importante en nuestras vidas. Afortunadamente la resiliencia o adaptabilidad es algo que se puede desarrollar.
  3. Emociones: emociones positivas como la alegría, gratitud e inspiración tienen efectos positivos cuando se experimentan regularmente.
  4. Aceptación: aprender a aceptar nuestros defectos y los de los demás nos ayuda a ser más felices.
  5. Significado:  cuando conocemos el propósito de nuestras vidas nos sentimos más en control y experimentamos menos estrés, ansiedad y depresión. Esto implica estar conectados a algo mas grande que nosotros.

“La Felicidad no es algo hecho. Viene de nuestras propias acciones.” – Dalai Lama

De todo esto, a lo que más importancia le dan los reportes es: gratitud, vida con significado y caridad. Como habrán podido observar, el dinero no figura entre los 10 elementos clave.

Felicidad y Salud

La felicidad no cura, pero sí protege contra la enfermedad, de ahí que las personas felices vivan más años. Esto es lo que concluye el análisis de 30 estudios, realizado en la Universidad Erasmus Rotterdam y publicado en el ‘Journal of Happiness Studies’.

Cabe destacar que la felicidad no prolonga la vida de personas gravemente enfermas, pero sí la de las personas relativamente sanas. Uno de los mecanismos propuestos es que la “infelicidad crónica” causa estrés; esto a su vez reduce la respuesta inmune, facilitando la enfermedad. Otro mecanismo es que la felicidad aumenta la probabilidad de adoptar estilos de vida saludables.

Otro estudio, publicado en el ‘Journal of Applied Psychology’, siguió a aproximadamente 5000 estudiantes por más de 40 años y los resultados fueron los mismos.

El buen estado de ánimo reduce las hormonas relacionadas al estrés, aumenta la función inmunológica y promueve una recuperación más rápida del corazón, después del esfuerzo.

“La Felicidad verdadera es disfrutar el presente, sin dependencia ansiosa en el futuro.” – Seneca

Las recomendaciones actuales se enfocan en 4 cosas: evitar la obesidad, comer en forma balanceada, no fumar y hacer ejercicio. Sin embargo, la evidencia descrita sugiere la importancia de agregar a estas recomendaciones: ser feliz, evitar ira prolongada y depresión.

¿Qué cosas Obstaculizan Tu Felicidad? 

Si tienes cubiertas tus necesidades básicas (alimento, casa, vestimenta y seguridad), pero aún no eres feliz, probablemente tienes hábitos y creencias que te impiden vivir una vida plena y feliz.

Algunas creencias que te impiden ser feliz:

  • La vida es justa.
  • Ir a lo seguro evita salir lastimado.
  • Tengo control sobre todo.
  • El futuro es sombrío.
  • Otros son mejores que yo.
  • La gente está obligada a amarme de determinada manera.
  • Otros son culpables de mi infelicidad.

Algunos comportamientos que te impiden ser feliz:

  • Postergar la felicidad para cuando…
  • Evitar relaciones profundas.
  • Estar todo el día sentado y/o pasar todo el día dentro de casa.
  • Andar todo el día sin parar a respirar.
  • No hacer contribuciones positivas a la sociedad.
  • Hacer un trabajo que no te gusta.
  • No cultivar tu autoestima y atender tu cuidado personal.

“La Felicidad es el significado y el propósito de la vida, todo el objetivo y el fin de la existencia humana.” – Aristóteles

De todo lo que he descrito en este artículo, lo más importante que deben recordar es que la Felicidad viene de dentro; nosotros tenemos el control. La clave no está en posesiones materiales, sino en cosas que a veces subestimamos como la gratitud, actitud positiva, sentir que nuestra vida tiene un propósito, y que podemos hacer una diferencia en la vida de quienes nos rodean.

En otro artículo profundizaré en la importancia de la gratitud y en el manejo del estrés, sobretodo para la salud.

Espero que esta publicación te haya sido de ayuda, y si es así compártela.

¡La Felicidad se contagia!